miércoles, 20 de marzo de 2013

El Desprendimiento, sacrificio que le agrada a Dios


NOMBRE DEL PROGRAMA: Nueva Vida

TRANSMISIÓN: Canal de Televisión María Visión


TEMA: El Desprendimiento, sacrificio que le agrada a Dios

PROGRAMA # 219

TRANSMISIÓN EN VIVO: lunes 8 de abril de 2013

HORARIO: 13:00 Mex. - 14:00 Col. - 17:00 Arg. – 19:00 Eur.

CORREO ELECTRÓNICO: kk.nuevavida@gmail.com - Pagina Web: www.kimberlykramar.com  APP: Kimberly Kramar

 

BLOQUE #
ACCIÓN
APOYOS
TIEMPO
Bloque 1
  • Saludo y bienvenida
  • Introducción al tema
  • Oración inicial
  • Lectura de la Escritura
  • Desarrollo del tema
 
Propósito del tema:
Comprenderemos el valor del Desprendimiento como sacrificio que le agrada a Dios, fruto de un corazón contrito y humillado, que no se apega a nada ni a nadie y que siempre mantiene su mirada y su esperanza puesta en Él.
 
A través de este programa lograremos reconocer lo dañino que es apegarse a las personas, las posesiones, los reconocimientos y el poder. Y nos uniremos en oración para que Dios nos haga conscientes de las renuncias que debemos hacer si queremos unir nuestra voluntad a la del Padre, y así recibir su bendición de libertad absoluta que nos permitirá disponernos totalmente para el servicio a los demás.
 
 
El valor del Desprendimiento:
 
El valor del desprendimiento consiste en saber utilizar correctamente nuestros bienes y recursos evitando apegarse a ellos y, si es necesario, para ponerlos al servicio de los demás.

El desprendimiento como valor se origina al reconocer que todos tenemos necesidades y en algunos casos encontramos personas con carencias. En cualquier situación debemos superar nuestro egoísmo e indiferencia para colaborar en el bienestar de los demás, no importa si es mucho o poco lo que hacemos y aportamos, lo importante es tener la conciencia de ofrecer algo, de aportar. En la generosidad que requiere el Desprendimiento no cabe el ofrecer algo que nos sobra.

El valor del desprendimiento tiene que ver con varios aspectos, entre ellos: la importancia que le damos a las cosas, el uso que hacemos de ellas y la intención que tenemos para ponerlas al servicio de los demás”.
 
El Desprendimiento de San Pablo:
 
Fil. 3, 7 - Pero todo esto, que antes valía mucho para mí, ahora, a causa de Cristo, lo tengo por algo sin valor. Aun más, a nada le concedo valor si lo comparo con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por causa de Cristo lo he perdido todo, y todo lo considero basura…
 
Fil. 1, 21 Porque para mi la vida es Cristo y la muerte es ganancia.
 
Gal 2, 20 y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí…
 
·        Generalmente relacionamos el Desprendimiento con cosas materiales…
·        Pablo nos presenta un Desprendimiento de todo, hasta de la propia vida
 
Teaser 2’
Corte 3’
 
10’
 
Corte 3’
 
12’
CORTE
3’
Bloque 2
  • Resumen del primer bloque
  • Desarrollo del tema
  • Invitación a los televidentes para que llamen
  • Recepción de llamadas
  • Contestar preguntas y dar consejos
 
El Desprendimiento de Abraham:
 
Génesis 12, 1 - 3 El Señor dijo a Abraham: deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que yo te indicaré. Yo haré de ti un gran pueblo, te bendeciré y haré famoso tu nombre, que será una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Por ti serán benditas todas las naciones de la tierra.
 
El proceso del Desprendimiento de Abraham:
 
·        Deja tu tierra        
·        Deja tus parientes
·        Deja la casa de tu padre
·        El Desprendimiento de Agar e Ismael
·        El Desprendimiento de Isaac
 
Gen. 22, 1 - Después de esto, Dios quiso poner a prueba a Abraham, y lo llamó: ¡Abraham! Él respondió: aquí estoy. Y Dios le dijo: toma a tu hijo único, a tu querido Isaac, ve a la región de Moría, y ofrécemelo allí en sacrificio, en la montaña que yo te indicare.  Se levantó Abraham de madrugada, preparó su burro, tomó consigo dos siervos y a su hijo Isaac…
 
24’
CORTE
3’
Bloque 3
  • Resumen de los primeros bloques
  • Desarrollo del tema
  • Recibir llamadas de los televidentes
  • Contestar preguntas y dar consejos
 
El Desprendimiento de los Discípulos:
 
La auténtica riqueza:
 
Mt. 19, 16 – 23 En cierta ocasión se acercó uno y le preguntó: Maestro, ¿qué debo hacer de bueno para obtener la vida eterna? Jesús le contestó: ¿por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es bueno. Si quieres entrar en la vida, observa los mandamientos. Él le preguntó: ¿cuáles? Jesús contestó: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre, ama a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: todo eso ya lo he cumplido, ¿qué me falta aun? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes y dáselo a los pobres; así tendrás un tesoro en los cielos. Luego ven y sígueme. Al oír esto, el joven se fue muy triste porque poseía muchos bienes. Jesús dijo a sus discípulos: Yo les aseguro: es difícil que un rico entre en el reino de los cielos. De nuevo les digo: es mas fácil a un camello pasar por un ojo de una aguja que a un rico entrar en el reino de Dios.
 
Sígueme:
 
Mt. 4, 18 Paseando junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos; Simón, llamado Pedro y su hermano Andrés, que estaban echando la red en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: vengan conmigo y los haré pescadores de hombres. Ellos dejando inmediatamente las redes lo siguieron. Mas adelante, vio a otros dos hermanos; Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo, reparando las redes. Los llamó también, y ellos dejando inmediatamente la barca y a su padre, lo siguieron.
24’
CORTE
 
 
·        Escrituras para el desarrollo del tema:
“Toma tu cruz y sígueme: ¿qué quiere decir?
Pregunta: ¿qué quiso decir Jesús cuando dijo: ‘Toma tu cruz y sígueme” (Mateo 16:24,  Marcos 08:34 y Lucas 9:23)?
Respuesta: vamos a comenzar con lo que Jesús no quería decir. Muchas personas interpretan “cruz”, como parte de la carga que deben llevar en su vida: una relación tensa, un trabajo ingrato, una enfermedad física. Con orgullo de autocompasión, dicen, ‘esa es mi cruz que tengo que llevar’ Tal interpretación no es lo que Jesús quiso decir cuando dijo: ‘Toma tu cruz y sígueme’.
Cuando Jesús llevó su cruz hasta el Gólgota para ser crucificado, nadie pensaba en la cruz como un símbolo de llevar una carga. Para una persona en el primer siglo, la cruz significaba solamente una cosa: la muerte de la manera más dolorosa y humillante que los seres humanos podían desarrollar.
Dos mil años después, los cristianos ven la cruz como un símbolo preciado de la expiación, el perdón, la gracia y el amor. Pero en tiempos de Jesús, la cruz representa nada más que la muerte tortuosa. Debido a que los romanos forzaron a criminales condenados a llevar su propia cruz hasta el lugar de la crucifixión, llevar una cruz significaba llevar su instrumento propio de ejecución mientras se enfrentaba al ridículo en el camino a la muerte.
Por lo tanto, ‘Toma tu cruz y sígueme’ significa estar dispuesto a morir para seguir a Jesús. Esto se llama ‘morir a sí mismo’. Es un llamado a la entrega absoluta. Cada vez que Jesús mandó a llevar la cruz, Él dijo: ‘porque el que quiera salvar su vida, la perderá, pero el que pierda su vida por mí, la salvará. ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, y sin embargo pierde o se destruye a sí mismo?’ (Lucas 9:24-25). A pesar de que el llamado es duro, la recompensa es inigualable.
 
El Desprendimiento de Jesús:
 
Mt. 9, 19 – 20 Maestro, te seguiré a donde quiera que vayas. Jesús le dijo: los zorros tienen guaridas y los pájaros del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.
 
Catecismo de la Iglesia 2544: Jesús exhorta a sus discípulos a preferirle a Él respecto a todo y a todos y les propone "renunciar a todos sus bienes" (Lc 14, 33) por Él y por el Evangelio (cf Mc 8,35). Poco antes de su Pasión les mostró como ejemplo la pobre viuda de Jerusalén que, de su indigencia, dio todo lo que tenía para vivir (cf Lc 21,4).
 
La última cena:
 
Mt. 26, 27 – 29 Tomó luego un cáliz y después de dar gracias, lo dio a los discípulos diciendo: beban todos de el, porque esta es mi sangre, la sangre de la alianza que se derrama por todos para el perdón de los pecados. Les digo que a partir de ahora no beberé mas de este fruto de la vid hasta el día aquel en que beba con ustedes un vino nuevo en el reino de mi Padre.
 
 
 
 
·        Escrituras para el desarrollo del tema:
Los sacrificios que le agradan a Dios:
 
Is. 58, 6 – 12 El ayuno que yo quiero es este: que sueltes las cadenas injustas, que desates las correas del yugo, que dejes libres a los oprimidos, que acabes con todas las opresiones, que compartas tu pan con el hambriento, que hospedes a los pobres sin techo, que proporciones ropas al desnudo y que no te desentiendas de tus semejantes…
 
Desprendimiento, ¿de qué y de quién?:
 
·        Desprendimiento de los bienes:
·        Desprendimiento de los tiempos:
·        Desprendimiento de los hábitos/vicios/conductas:
·        Desprendimiento de las personas: de la “necesidad” de ser acompañados, aceptados, afirmados, etc.
·        Desprendimiento de los reconocimientos:
·        Desprendimiento del poder y la fama:
 
 
 
 
·        Conclusiones
·        Despedida
Ejemplos prácticos:
 
  • Santos (San Francisco de Asís)
  • Las enseñanzas de los santos(as) y de la Iglesia
  • Testimonio personal con respecto al Desprendimiento
 
El Desprendimiento y el dinero:
 
La riqueza -"el dinero"-, no es moralmente buena ni mala. La moralidad depende del modo en que se use esa riqueza. "El dinero" puede emplearse en el lujo, en el despilfarro y en la violencia, o en la promoción de la salud, de la solidaridad o la educación.

El Desprendimiento -recordaba San Josemaría- se cultiva:

- …Teniendo sólo lo necesario (sin lujos de ningún tipo);
- no quejándose cuando falta algo, ni añorándolo;
- viviendo desprendidos de lo que tenemos y usamos;
- trabajando esforzadamente por construir una sociedad más humana, más justa, más equitativa, de forma que todo en nuestra vida sea de Dios y para Dios.
 
· El movimiento se demuestra andando y se aprende a vivir la pobreza viviéndola, al igual que la humildad. Dice la Madre Teresa que "no se aprende a ser humildes leyendo una gran cantidad de libros, ni oyendo grandes sermones sobre la humildad. Se aprende aceptando las humillaciones".
· Del mismo modo, para vivir la pobreza cristiana es necesario vivir efectivamente desprendido de cosas concretas, de apegamientos del corazón, de ilusiones que no son de Dios: no basta con saberse la teoría.
 
Para una persona que vive en medio del mundo, la pobreza no le debe llevar a rechazar por principio todos los bienes nobles del mundo, sino a usarlos con prudencia, sin apegarse a ellos, viviendo desprendido, con espíritu de caridad, sobriedad y moderación.
  • Se trata de vivir sobriamente siempre, sin excesos, en los momentos ordinarios y en los extraordinarios, como puede ser un acontecimiento social (una fiesta, una boda, por ejemplo), siguiendo el ejemplo de Cristo en las bodas de Caná (lo 2,211) donde realizó el primer milagro.
  • La pobreza no significa ausencia de detalles o descuido por lo material. Cristo le reprendió a su anfitrión en una casa donde le invitaron por no haber tenido con él los detalles de educación y delicadeza de aquel tiempo como el agua para lavarse los pies, el beso de la paz, el aceite para ungirse, etc. (Lc 7,36-45).
  • La sobriedad lleva a vivir templadamente en la vida cotidiana: Cristo asistía a las comidas cuando le invitaban sus amigos, como Zaqueo (Lc 19,1-10) aunque los fariseos se escandalizasen falsamente y le llamasen sólo por eso glotón y bebedor (Mt 11, 16-19). De: http://www.conelpapa.com/cursojovenes/pobreza/index.htm
¿Qué es la pobreza del Espíritu?
·         Compendio del Catecismo, 523:¿Qué exige Jesús con la pobreza del corazón? Jesús exige a sus discípulos que le antepongan a Él respecto a todo y a todos. El desprendimiento de las riquezas -según el espíritu de la pobreza evangélica- y el abandono a la providencia de Dios, que nos libera de la preocupación por el mañana, nos preparan para la bienaventuranza de "los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos" (Mt, 5, 3)
  • El ejemplo y las enseñanzas del Papa Francisco
 
Oración final…
 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario